Imagen Portada ApuestasCaballos
Imagen Portada ApuestasCaballos
Imagen Portada ApuestasCaballos
Imagen Portada ApuestasCaballos
Imagen Portada ApuestasCaballos
Imagen Portada ApuestasCaballos
Imagen Portada ApuestasCaballos
Imagen Portada ApuestasCaballos

Casas de Apuestas

Banner

Banner

Apuestas al tote 1: ToteWin y Tote Place

Imagen

Las apuestas al totalizador o su abreviatura apuestas tote, como su nombre indica, es un bote, donde las cuotas no se conocen nunca hasta el momento en el que se cierran las apuestas. Así pues, nuestra cuota vendrá determinada por el volumen de dinero que ha entrado a cada uno de los participantes de la carrera. Cuanto más dinero entre por nuestro caballo, menor cuota nos pagarán, pues es inversamente proporcional. Además, del bote total, cabe descontar la comisión que se queda el tote, como organismo para sufragar gastos y generar su beneficio, pues a fin de cuentas es otra forma de negocio. Apostar al tote, suele ser interesante cuando tenemos la sospecha de que nuestro caballo no va a ser muy popular, ya que su cuota será alta, y es probable que en el tote se acabe pagando una cuota mayor. Esto es válido tanto para las apuestas de ganador como para las de colocado. Sin embargo, con la aparición de las casas de intercambio de apuestas, estas ventajas han ido reduciéndose mucho, llegado el punto que no compensa demasiado apostar en el tote, al menos a lo que se refiere a cuotas de Ganador y Colocado. Además el tote no permite realizar apuestas a EW, ya que los mercados de ganador y colocado se tratan de manera independiente. La apuesta mínima en este tipo de combinación es de 2 euros o 2 libras, dependiendo del país en el que estemos realizando la apuesta. Obviamente, como está previsto que haya muchos acertantes, el pago que recibiremos como compensación es bastante reducido, siendo más evidente en el caso del colocado, con pagos del órden de céntimos por cada euro o libra invertida.